VITAMINA B Y PROBLEMAS COGNITIVOS

image
El artículo entero es ladrillo y complejo (el enlace es al resumen, pero en el enlace debajo del resumen lo tenéis completo; por cierto es en el “Proceedings of the National Academy of Sciences”: ¡teta de monja!, que decía un amigo mío, creo que con desconocimiento de causa), pero estos investigadores de la Universidad de Tuffs (Boston, MA) vienen a decirnos que los problemas metabólicos ocasionados por una dieta deficiente en tres tipos de vitamina B (ácido fólico, B12 y B6) causaron disfunciones cognitivas y una reducción en la longitud y densidad de los capilares cerebrales en ratones de laboratorio, y estos problemas se produjeron en ausencia de cambios neurotóxicos o degerativos. Vamos, que parece existir una relación entre una deficiencia en estas vitaminas y posibles daños cerebrales a largo plazo, que (quién sabe) podrían estar implicados en enfermedades como el Alzheimer. El ácido fólico abunda en verduras, frutos secos y cereales, la piridoxina o vitamina B6 en los cereales, algunas legumbres y carnes y pescados, y la cianocobalamina o vitamina B12 (atención, veganos) exclusivamente en productos de origen animal (carne, vísceras, moluscos…).
El cuadro es “View of the Greenland Trading Company Dock” de Vilhelm Hammershoi.