AGUA DEL GRIFO VERSUS AGUA MINERAL

image
Un estudio del “Environmental Working Group“, llevado a cabo a lo largo de dos años, ha detectado los mismos niveles de contaminación con compuestos para la elaboración del plástico, coliformes, disolventes, fertilizantes, arsénico y acetaminofeno, en 10 marcas de agua mineral embotellada y en el agua del grifo. Es más, en un par de marcas se encontraron trihalometanos (no sé si os acordaréis que hace un par de años Cáceres salió en las noticias porque se habían detectado estos compuestso en el agua del grifo), que parecen tener potenciales efectos cancerígenos a bajas dosis. Los empresarios del sector (del sector del agua embotellada) se defienden diciendo que en todos los casos los niveles son muy bajos (cierto, pero también en la del grifo), pero los autores comentan que con un coste del orden de unas 1900 veces superior al agua del grifo, ya podían ser algo más “limpias”.
El cuadro es “Pirámide de Calaveras”, de Cezanne.

13 pensamientos en “AGUA DEL GRIFO VERSUS AGUA MINERAL

  1. Practicamente nunca bebo agua embotellada, salvo en cenas especiales y si el contenido de cal es alto.
    En Galicia, el agua de grifo es estupenda. Nonecesitamos agua embotellada y como bien dices, a un precio realmente inferior.
    Un abrazo

  2. ¿Hay algún estudio semejante con marcas españolas?
    Yo estoy condicionado desde siempre a tomar agua mineral. El agua de la ciudad de Barcelona sabe como chuparse un tubo oxidado, es muy calcárea y de sabor desagradable. Incluso según lo que se cocine con ella puede no salir bien, como las alubias que no se ablandan nunca.
    ¿Qué opináis (científicamente hablando) de los filtros tipo Brita?

  3. Yo tampoco bebía embotellada hasta que nos hicieron un trasvase (con la sequía) y empezo a saber el agua a mil demonios. Y después llegaron aquellos análisis famosos. Y es que los métodos de depuración no llegan a los compuesto de bajo peso molecular que proporcionan aroma (y desgraciadamente tampoco a algunos que pueden ser tóxicos).
    En los filtros hay de todo, como en botica. No tengo ni idea de filtros, pero empíricamente he visto que algunos si son eficaces en aliminar muchas de las sales de calcio del agua corriente. Y eso se nota en el sabor. Por supuesto de imantar el agua o hacerla santa no tengo opinión: el tema de las creencias se escapa al conocimiento.
    Saludos

  4. A mi, embotellada, me gusta el agua con gas. Vichy Catalán, Malavella, Perrier o San Pellegrino… las considero más un refresco que agua de verdad Mi padre era devoto del Vichy Catalán hasta que tuvo un cólico de riñón y no la ha vuelto a probar.
    En Toledo uso una jarra Brita, no se si “depurará” el agua, pero sí es cierto que el sabor/olor del agua mejora mucho. Y en Valencia tengo un sistema de filtrado instalado (osmosis?) que también mejora mucho (a nivel organoléptico) un agua a priori horrorosa.
    Pero vamos, tampoco creo que haga milagros.

  5. Lo de la hamburguesa del precámbrico suena bastante a coña, pero los productos de estas cadenas sí que van bien aderezadas con conservantes y perduran más de lo esperable.
    Sí que hay postgrados y másteres de nutrición y dietética (no confundir con los cursillos de dos semanas que venden por ahí para esteticiens y similares).
    El otro día me vi forzado a entrar en un establecimiento de las hamburgueserías del Payasito pelirrojo (hacía lo menos 6 años que no entraba) y me llevé la desagradable sorpresa que esta cadena ha modificado su imagen y su decoración para darles una nota de “alimentación ecológica y natural”. Incluso en su web tienen contador de calorías y diseñador de dietas. Acojonante. A pesar del cambio de orientación de la empresa su producto sigue teniendo la misma calidad.
    ¿Y qué decir de la cocacola que se anuncia como bebida sin conservantes ni colorantes?!!!

  6. Siento el retraso.
    Con respecto a las aguas, desde luego hay mucha variación de unos sitios a otros, de tal manera que el estudio puede no ser extensible a otdos los casos. De hecho, una eminencia en seguridad alimentaria ha criticado ese estudio en un artículo esta semana. Pero lo que a mi me llama la atención es que el agua embotellada pueda tener determinados compuestos. Que los tengan la del grifo lo doy por asumido.
    De filtros, ni idea. Desde luego con ósmosis inversa se elimina casi todo, pero eso sale carísimo, no creo qu sea lo que tienes en Valencia, Alvaro. Nosotros en el laboratorio empleamos filtros para obtener agua desionizada, y funcionan muy bien.
    Lo de la hamburguesa de 12 años…. a temperatura ambiente. Hombre, es cuestión de llegar a una actividad de agua de menos de 0.7 o así. Lo que pasa es que en vez de hamburguesa sería salchichón. De todas maneras, en vayas páginas que me entras, mascar!!!
    Y lo del anuncio de cocacola manda güevos!!!

  7. Buenas
    En España existe una titulación universitaria que es una diplomatura en nutrición humana y dietética; es título oficial desde 1998 y los diplomados se denominan dietistas-nutricionistas. se imparte en bastantes universidades. Hay colegios profesionales en varias cominudades autónomas.
    De los filtros; los de brita llevan un filtro de carbón activo y un intercambiador de iones. otro rato os amplio la información

  8. Gracias por el capote Antonio.
    El carbón activo “captura” algunos compuestos aromáticos y (sobre todo) coloreados. Tiene una gran porosidad y (por lo tanto) una superficie de adsorción muy elevada.
    Los intercambiadores iónicos son compuestos (pueden ser arcillas, silicatos, resinas…) que presentan un gran número de cargas eléctricas en superficie, lo que les permite eliminar iones del líquido que contacta con ellos.
    Me dicen que los de brita van fenomenal.

  9. No se merecen las gracias, estamos para aportar.
    Ahora sin tanta prisa como antes.
    Respecto de los nutricionitas no solo exiten como diplomatura o como algún tipo de posgrado serio, si no que en otros paises es una titulación universitaria que lleva tiempo funiconando, aquí somos más novatos.
    De los filtros, poco más de lo que ha puntualizado Jorge puedo decir; tan solo que el intercambiador de iones es un resina sintética que cambia cationes por hidrógeniones de tal manera que no solo retiene el calcio si no también el cobre, el aluminio o el plomo. Obviamente, una de las consecuencias es que cambia el pH.
    El agua para cocinar es uno de los campos en los que la gente de ciencia que nos dedicamos a esto de la cocina y la ciencia hablamos mucho y hacemos poco: el efecto del agua de cocción sobre las características de los alimentos. Efecto de dureza, pH, otros iones, presencia de sal. Teorías hay muchas (alguna ha salido en un post anterior) pero datos suficientes y concluyentes hay pocos. Un ejemplo de donde la ciencia puede aportar a la cocina sin necesidad de estar asociado a grandes chefs o a productos muy sofisticados.
    Saludos a todos

  10. Bueno Orges, creo que ha quedado tres (veces) claro que visito páginas de gente académica, algunos con un síndrome de Diógenes galopante, pero académica al fin y al cabo
    Salut!

  11. Es que la gente académica es muy poco recomendable.
    Antonio, tienes toda la razón: ese tipo de investigaciones sería muy interesante, pero como tú y yo sabemos, es tremendamente difícil encontrar fondos para ello. La suerte que tiene Herve es que puede investigar sobre lo que quiera en un laboratorio con bastantes medios y fondos. Nosotros no (no te lo digo a tí, que lo sabes y lo sufres, sino a la gente en general, para que entienda por qué no se hacen algunas cosas) .
    Saludos

Los comentarios están cerrados.