CAFEÍNA MACHO

image
Pues parece que un grupo de investigadores españoles, de la Universidad de Barcelona, ha llegado a la conclusión de que la cafeína tiene un efecto más acusado sobe los hombres que sobre las mujeres (publicado en Progress in Neuro-Psychopharmacology & Biological Psychiatry 32 1698–1703 OCT 2008; no pongo el enlace porque una gran cantidad de páginas no están siendo accesibles durante estas fiestas). Los autores pudieron comprobar también que la mejora en el estado de atención se produce en apenas 10 minutos, y su efecto dura entre 2 y 3 horas, aunque en algunos casos puede llegar hasta las 4 y 5 horas (dependiendo de la sensibilidad del individuo y de la edad). En este estudio también se detectó un ligero efecto del café descafeinado (aunque no queda claro cuál puede ser la causa, si un efecto placebo o consecuencia de la poca cafeína que le queda al café descafeinado).
El cuadro es “Pescadores valencianos”, de Sorolla.

2 thoughts on “CAFEÍNA MACHO

  1. Distinguido doctor:
    Leo atentamente sus informaciones y las agradezco.  Su último trabajo sobre ahumado es especialemente interesante, sobre todo los enlaces a sus presentaciones docentes. 
    Hace tiempo que echo en falta un comentario atinado sobre la conservación de los quesos.  Me encuentro con que demasiados quesos,  incluso con denominación de origen, cuando se van a consumir y tienen un pequeño tiempo de envoltorio, desprenden un sabor acre. 
    Aquí pasa lo contrario de los ahumados, al menos desde el punto de vista organoléptico: los “caseros” saben perfectamente y su curación les añade sabor y aroma inconfuncible, mientras que los industriales, en demasiadas ocasiones, tienen sabores secundarios intolerables, incluso con precios elevados. 
    Por favor, háblenos del motivo de este fenómeno.  Gracias.

  2. Gracias por el comentario.
    En cuanto a los ahumados, aquí ocurre lo mismo (y en todos los países, creo): los artesanales son mucho más aromáticos. En mi post lo que comentaba era que los artesanales eran mucho menos saludables (o más bien, que tienen menos garantías para ser saludables), lo que no significa que no tengan un sabor y un aroma más agradable.
    En cuanto a los quesos, no me había percatado; seguramente tenga que ver con crecimiento de microorganismos. La superficie del queso, cuando éste ya está curado tiene una actividad de agua lo suficientemente baja para impedir el desarrollo de la gran mayoría de microorganismos alterantes (amén de la población propia, que sirve de competencia al desarrollo de otros microorganismos). Sin embargo, cuando el queso se lonchea o se porciona, el interior del queso queda expuesto de nuevo al aire y se “siembra” de microorganismos, algunos de los cuales pueden desarrollarse y dar lugar a texturas anómalas y aromas desagradables.
    Saludos

Comments are closed.