LAS MUJERES TIENEN MÁS PROBLEMAS PARA RESISTIRSE A LA TENTACIÓN…

image
…al menos cuando se trata de sus comidas favoritas. Eso es lo que parece desprenderse de un estudio publicado en la prestigiosa revista “Proceedings of the National Academy of Science”, llevado a cabo por unos investigadores de la Universidad de Oregón. Los autores preguntaron a 13 hombres y 10 mujeres una serie de cuestiones para conocer sus alimentos favoritos. Después se les pidió que estuvieran en ayuno hasta el día siguiente (no sé si esta crueldad cumple con los requisitos mínimos de experimentación animal). Al día siguiente se les sometió a un escáner cerebral mientras se les enseñaban imágenes de sus comidas. Durante la realización del escáner del cerebro, se les pidió a los participantes que emplearan una técnica denominada inhibición cognitiva (que previamente habían aprendido) para eliminar los pensamientos relacionados con el hambre y la comida (y me pregunto yo, dónde me podrían enseñar esta técnica, porque mi jamón y mi queso de Idiazábal están pidiendo a gritos que haga una máster avanzado y me convierta en un prestigioso usuario de la misma).

Parece ser que tanto hombres como mujeres consiguieron disminuir su sensación de hambre mediante la susodicha técnica, pero en el escáner del cerebro (es decir, lo que pensamos de verdad, no lo que decimos en el papel del cuestionario) se veía que mientras que los hombres mostraban realmente una menor actividad en las áreas cerebrales asociadas al hambre, las mujeres seguían sufriendo una elevada actividad en esa zona del cerebro. Uno de los investigadores comenta que en estudios sobre comportamiento, las mujeres tienen una mayor tendencia que los hombres a comer más de lo necesario cuando se les ofrecen alimentos apetitosos o cuando no están emocionalmente a gusto (lo cual es casi siempre).

En conclusión, que la técnica esa parece realmente apabullante (en los hombres) para conseguir librarse del hambre (habría que ver si funciona con otro tipo de adicciones), y que las féminas que tengan esos arrebatos repentinos de ataques al frigorífico o a la tableta de chocolate (la de cacao, no los abdominales de Brad Pitt, de esas adicciones no dice nada el estudio), que sepan que tienen una excusa basada en la actividad (exacerbada e incontrolable) de determinada área del cerebro.

La obra es “L’assiete jaune” de Barceló (al que soy cada vez más adicto, cúpula incluida).

2 thoughts on “LAS MUJERES TIENEN MÁS PROBLEMAS PARA RESISTIRSE A LA TENTACIÓN…

  1. Interesante. Parece, o al menos así lo veo yo, que los pensamientos automáticos de nuestro cerebro (muchas veces emociones) son controlados, a duras penas en ocasiones, por la parte racional (creo que es la frontal) Un dilema que tiene importancia en la comida, el sexo, la agresividad, … Eso de la inhibición cognitiva se podría extender sobre todo a los que nos hacen la vida más difícil.

  2. Sí, eso me ha llamado mucho la atención. El poder de Jekyll para dominar a Hyde, que quiere comerse todo lo que le apetece. Y ese Hyde parece en este caso de los alimentos apetitosos, especialmente poderoso en las féminas. Los hombres tenemos otros Hydes que nos intentan dominar….

Comments are closed.