OTRA VEZ EL PROBLEMA DE MATAR

Arquitectura de los nivelesklee
En una de las primeras entradas de lamarga, hace ya casi 5 años (“Matar para comer”), se comentaba el delicado asunto de sacrificar a los animales, y posteriormente se volvió a hablar más específicamente del asunto de los sacrificios rituales (“Comer con fe”). Hablamos de cómo la normativa europea establece que todos los animales deben ser insensibilizados, aturdidos, antes de proceder a su sacrificio mediante sangrado. Y también se explicaba que había una cierta controversia con el asunto de los sacrificios rituales para la población judía y musulmana (ritos Kosher y Halal respectivamente), ya que específicamente la legislación permite que en estos casos los animales se maten por degüello sin insensibilización previa. Pues bien, ahora la chispa parece haber saltado en Italia, donde algunas asociaciones de defensa de los derechos de los animales han protestado por dichos métodos de sacrificio a raíz de que algunos supermercados de la capital romana hayan empezado a comercializar carnes de animales sacrificados por el rito Halal. Interesante disputa: ecologistas contra religiosos ortodoxos.

Yo no soy muy de cogérmela con papel de fumar. Lo cierto es que de toda la vida se han sacrificado los animales por degüello sin aturdimiento previo, e incluso existen estudios que cuestionan que los animales sufran más así (curiosamente bastantes de estos estudios son de universidades israelíes o de investigadores judíos). Y aquí, hasta hace dos días se permitía que en la matanza domiciliaría se realizase el clásico sacrificio del cerdo mediante sangrado directo, mientras para evitar accidentes y porque no se dejaba, 4 o 5 voluntarios sujetaban al cerdo que chillaba como un cochino. Pero ya no. Ahora la normativa exige que en las matanzas domiciliarías también se aturda a los cerdos, con lo que todo el mundo tiene que pasar por el matadero (porque en casa raro es el que dispone de una pistola de bala cautiva para aturdir), o hacer la matanza en el campo, a escondidas de todos, y con la complicidad del veterinario que después examine las muestras que aseguren que el animal está libre de triquinosis.

Y hay gente que se pregunta que por qué hay que respetar a los animales unas veces sí y otras no. Por qué el rito tradicional no es válido en aras del bienestar animal, pero otros ritos tradicionales sí son validos, a pesar del malestar del bicho.

Bueno, como yo más bien me dedico a explicar y no a opinar, diré (porque los comentarios en el artículo de El Mundo que ha dado lugar a esta entrada, son espeluznantes, tanto por incultura como por incomprensión) que cuando un animal va a ser sacrificado se aturde, bien mediante un tiro en el hueso frontal (nuestra frente) con una pistola de bala cautiva, bien con una corriente eléctrica de alta intensidad que pasa a través de la cabeza del animal durante unos segundos, o bien mediante el uso del gas dióxido de carbono (el tan temido CO2), que actúa como gas anestésico. En ninguno de los tres casos eso contribuye en manera alguna a que queden residuos de ningún tipo en la carne del animal. Ni tampoco es cierto que la carne del animal degollado sin aturdir sea de mejor calidad, por mucho que lo proclamen sus defensores.

Con la iglesia (otra) hemos topado.

El cuadro es “Arquitectura de los niveles” de Klee.

8 thoughts on “OTRA VEZ EL PROBLEMA DE MATAR

  1. Roberto,
    Como periodista no tengo precio. Resalto una noticia que automáticamente es antigua. Lo de Italia es mucho. La verdad es que no se le debería prestar mucha atención sabiendo quién está en el gobierno y las cosas que suele hacer. Es como utilizar las bobadas del príncipe Carlos de Inglaterra como argumento científico. Pero claro, el revuelo es considerable. Intentaré tener información fidedigna y hacer un post
    Muchas gracias

  2. Sencillamente, la gente no tiene ni puta idea de nada, y así, puede que sea hasta mejor, pues de saberse como mueren los animales por los ritos kosher o halal, aquí aumentaba el odio hacia estas comunidades una cosa mala, y mas cuando un simple pañuelo a la cabeza nos parece que es un insulto a la integración.
    También me parece de ponerse a mear y no echar gota, que la Administración obligue a que en las matanzas caseras se aturda al animal -todos se lo pasan por ahí-, y se vuelvan locos con el tema del transporte hasta el matadero y sin embargo se siga permitiendo el sacrificio de animales por estos dos métodos, por el hecho de tratarse de religión. Coño! y por otros aspectos de estas religiones nos echamos las manos a la cabeza.
    Y por supuesto, la carne por estos dos ritos, está PEOR desangrada.

  3. José
    Un famoso investigador del área de la ciencia de la carne decía que si en UK la gente fuese consciente de que la carne se obtiene tras sacrificar un animal, y que no brota por arte de magia en las carnicerías, la mayoría dejaría de comerla. Bueno, con muchas cosas del comer pasa eso, y tampoco hay que excederse en conocer los detalles si uno no quiere, cierto (aunque la información siempre, siempre, debe estar disponible).
    En cuanto a lo de la sangre, no puedo estar de acuerdo contigo. Por los libros que manejo a la hora de explicar estos temas, y por los artículos a los que tengo acceso, las diferencias en el grado de sangrado entre el sacrificio Halal y el efectuado con aturdimiento parecen más bien inexistentes (y curiosamente los musulmanes claman que su método da un mejor sangrado).
    Dejo aquí un enlace al resumen de un artículo al respecto:
    http://www.ingentaconnect.com/content/ufaw/aw/2006/00000015/00000004/art00002
    Saludos y gracias por el comentario

  4. Hola orges….
    que coincidesncia con el tema, el otro día expusieron dos alumna de Tec de Alimentos, el sistema de producción de gallinas….y la verdad es que se ponen los pelos de punta…..!!!!!!
    Por favor, podrías poner el enlace del artículo del Mundo…!!!
    Te envio por el mail privado un reportaje de Quo ” la cocina nos hizo humanos” por si quieres sacer el tema….
    Gracias y saludos…!!!

  5. Paz y Bien.
    Disculpa que utilice esta vía,Orges pero quería preguntarte hasta qué punto es definitivo en el sabor,textura y calidad la diferenciación entre jamones hembra-macho.
    ¿Tienes algún post sobre el asunto?.
    Gracias como siempre,maestro.

  6. Javier,
    Gracias por el fichero. En cuanto al de El Mundo, el enlace está en el propio texto, donde pone “haber saltado en Italia”. Y sí, a veces los sistemas de producción intensiva no son muy humanitarios. No obstante, los últimos años ha mejorado la cosa, con normativas estrictas que van exigiendo cada vez más espacio y mejores condiciones para los animales.

    Saludos y gracias por el comentario.

  7. Piedra,
    Se han hecho infinidad de estudios referidos a la composición de la carne de cerdo de hembras y machos, pero pocos sobre jamón curado . En realidad, la comparación real, la que puede darse en el mercado, es entre hembras y machos castrados, ya que la casi totalidad de los machos se castran para evitar la aparición de aromas a verraco (ver post “El aroma del sexo”:
    http://www.lamargaritaseagita.com/index.php?/weblog/el_aroma_del_sexo/ )
    Entre hembras y machos castrados hay algunas diferencias en composición. Por regla general, la carne de los machos castrados tiene mayor contenido en grasa intramuscular (más veteado) y un color ligeramente más intenso, mientras que las hembras tienen un contenido ligeramente superior de ácidos grasos poliinsaturados. ¿Y todo eso al final en qué repercute? Bueno, las diferencias no son tan grandes como para ser detectadas fácilmente cuando se consume el jamón, pero en general (en los poquísimos estudios serios sobre el tema) parece que ese mayor contenido en grasa de veteado le da una ligera ventaja a los jamones de machos castrados.
    Saludos y gracias por el comentario

Comments are closed.