ENCADENADOS

Al igual que en páginas de web de otro tipo, cuando uno lee artículos científicos en la red tiene (si dispone de tiempo) la irresistible tentación de ir enlazando los artículos a los que se hace mención. Empiezas con uno sobre los antioxidantes en el café, sigues con una referencia a los compuestos sápidos en esa bebida, enlazas con otro sobre la percepción del sabor amargo, y puedes acabar en uno de péptidos amargos en queso parmesano. Esta posibilidad es muy sencilla y adictiva en la página de Elsevier (Sciencedirect), en la que se ofrece un menú de artículos relacionados con el tema del que estás leyendo.

Ayer encadené una serie curiosa.

Empecé con uno de mis temas estrella: la relación entre dieta y deporte. En este caso (artículo publicado en la revista “Appetite”) se trataba de cómo la ingesta de cafeína puede modificar la sensación de esfuerzo durante la realización de ejercicio, concretamente montar en bicicleta. Se pillaba a 12 voluntarios ciclistas, y a 6 de ellos se les daba una dosis de cafeína antes de realizar un esfuerzo determinado, mientras que los otros 6 no la tomaban. Los que tomaban cafeína mantuvieron un mayor índice de placer y una menor sensación de esfuerzo al realizar el ejercicio. Los autores concluyen que una dosis moderada de cafeína una hora antes de realizar el ejercicio permite mantener una experiencia subjetiva más positiva durante una ejercicio de ciclismo prolongado. Yo lo niego con conocimiento de causa: de moderada nada, cuanto más alta mejor.

Entre los artículos relacionados, uno (que no tiene nada que ver con los alimentos) llamó poderosamente mi atención: “Efecto de la música sobre la percepción del esfuerzo y el estado de ánimo durante el ejercicio aeróbico” (publicado en la revista “Physioteraphy”). Sé por mi experiencia y por lo que comentan todos mis compañeros de bicicleta, carreras y gimnasio, que escuchando música se llega siempre a límites considerablemente superiores en el rendimiento, pero no deja de ser una conversación de patio. También he oído (no sé si es leyenda urbana) que en el maratón de Nueva York, en algún año, han prohibido los lectores de mp3 entre los corredores, con la excusa de que interferían en la lecturas de los lectores de posicionamiento que llevan instlados, pero que en realidad era para evitar que hicieran sobreesfuerzos y conseguir así un menor número de episodios cardiovasculares. En el estudio, llevado a cabo durante 6 semanas con 34 estudiantes de fisioterapia, se encontraron diferencias muy marcadas en la percepción del esfuerzo y la sensación general, siendo los que escuchaban música los que sentían una sensación de esfuerzo considerablemente menor y un mayor bienestar. Comentan los autores la importancia de la personalidad del sujeto, y del tipo de música. En este caso se escuchó música pop a 95 decibelios, y me imagino que para un amante de Mozart pudo ser un suplicio.

Como este tema me gusta, elegí esta vez, de entre los que me ofrecía el menú de artículos relacionados, uno publicado en la revista “Psychology of Sport and Exercise” titulado “Efecto del tipo de música sobre la perseverancia en la carrera y la sensación de sobrellevar el esfuerzo”. ¡Buf! Se trata de un estudio más complejo, con varios experimentos. Pero me quedo solamente con lo que más me interesa. Al probar diferentes tipos de música en sujetos a los que se les hacía correr en la cinta, no encontraron efecto alguno ni diferencias entre músicas en las pulsaciones ni en la sensación objetiva de esfuerzo (aunque la mayoría de sujetos comentó que la música les ayudaba sobre todo al principio, y muchos comentaron que la música les resulto beneficiosa).

Del primero de los estudios, y para acabar también con alimentos, pinche en otro artículo, en este caso de la revista “Pain” (vaya nombre para una publicación), titulado “El efecto dependiente de la dosis de la cafeína sobre la reducción del dolor muscular en las piernas durante el ejercicio en bicicleta no está relacionado con la presión arterial sistólica” (¡¡¡toma ya título!!!). En dos grupos de sujetos que realizaron un ejercicio moderado en bicicleta durante 30minutos (unos habían tomado cafeína, los otros no), se comprobó que la cafeína disminuía la sensación de dolor muscular en las piernas (y que este hecho no estaba relacionado con el efecto de la cafeína sobre la presión sanguínea).

Como conclusión final, si uno quiere ir a tope en la bicicleta o en la clase de spinning, hay que atiborrarse de cafeína antes de hacer ejercicio y ponerse la música que a uno le gusta (o la que más le motiva). Lo malo es que cuando vas en bici por la carretera no es muy recomendable ponerse cascos (por el riesgo de accidente y de multa), y además es una desconsideración con los que van esforzándose contigo.

La obra (el autor, Gregory Euclide, la denomina “instalación”) lleva el curioso título de “Held within what hung open and made to lie without escape”

 

5 thoughts on “ENCADENADOS

  1. Un artículo que demuestra lo que curras. Y también tu sentido del humor. Nuestra sociedad tiene una extraña necesidad de no cansarse, de obtener más placer… Pero, esto que parece bueno, puede llegar a distorsionar la respuesta de nuestro propio cuerpo: ¿Por qué queremos engañar a nuestras señales de aviso? El tema de la música es muy interesante. Hace años, leí en un libro de Bioquímica que pájaros que escuhaban música de Mozart se comportaban de modo menos cáotico que aquellos que escuchaban música rock (no sé si era hard-rock). Opino que la música influye en la conducta humana al activar varias zonas en red del cerebro. De hecho se usa tanto para enardecer la violencia como producir calma y reflexión. Gracias Jorge por tu esfuerzo.

  2. Muchas gracias José Antonio, y perdona la tardanza. Ando liadísimo con un curso de verano que organizo.

    Sí, a mi también me parece muy interesante cómo la música influye en diferentes aspectos de la fisiología. Algunos serán aprendidos, no cabe duda, pero otros…

    Saludos

  3. Hola me gustaria saber tu opinion sobre esta serie La fábrica de comida de Jimmy
    La cual creo que era muy necesaria pues pone en valor y claro comocimiento pues si no como valoran, tu trabajo.
    Un saludo muy grande estaria encantado de un dia poder hacer algo similar, para colgarlo como herramienta para profesores de instituto y que dejara deser la alimentacion un lado desconocido incluso oscuro.

  4. Gracias por el comentario, tu mismo.

    Me parece genial. de hecho, hace cosa de 5 años les propuse a varias cadenas y productoras hacer algo parecido. Nadie me respondió.

    Saludos

Comments are closed.