SIGUIENDO CON EL VICIO

NorhamCastleamanecerTurner

Hace unos días, Suso (un lector de lamarga) comentaba la falta de necesidad de añadir sales nitrificantes a los embutidos y jamones (era en un post donde comentaba yo mis problemas para contenerme si hay un jamón en las inmediaciones), y ponía una par de marcas que elaboran sin nitratos como ejemplo (la conversación la puedes seguir aquí). No voy a retomar la conversación desde el principio, solamente buscaba contestar al amigo Suso con datos. Muchas veces cito artículos a los que no siempre se puede acceder, y la información de los resúmenes es muy limitada. Escribiendo un post tengo la posibilidad de incluir las tablas de dichos trabajos, evidenciando que no me invento nada. Así que retomo la conversación donde la dejamos en los comentarios: Continue reading

AHONDANDO

image
Brujuleando en mis fuentes de información, me he topado con algunos temas que tienen relación con asuntos recogidos en comentarios o entradas de lamargarita. Por ejemplo, este de la posibilidad de contraer botulismo:
La FDA advierte del riesgo de consumir pescados salazonados no eviscerados (concretamente una especie denominada alewive o gaspereaux –Pomolobus pseudoharengus-, similar al arenque), por el riesgo potencial de contraer botulismo. Parece ser que en años anteriores ya tuvieron lugar varios episodios debidos al consumo de este producto, que por lo que he visto se parece a nuestros arenques ahumados, pero sin eviscerar.

Continue reading

LAS FALSAS VERDADES DE LA REVISTA CONSUMER

image
Y el caso es que parece que la mencionada revistilla tiene prestigio, aunque a tenor de los pocos artículos que de ella he leído, la verdad es que no sé muy bien de dónde le viene (ya hubo un artículo ridículo y absurdo cuando el tema de la metilcelulosa). Y en esta ocasión me llega al corazón, porque se trata del jamón Ibérico.
Resulta que la mencionada publicación realiza unos pocos análisis llevados a cabo sobre una serie de marcas de jamones Ibéricos loncheados y envasados.

Continue reading

LOS MEJORES Y LOS PEORES

imageNuestra sociedad (la especie humana en general, creo) tiene una estúpida necesidad de categorizar, de decidir que es lo mejor y lo peor. En algunos aspectos concretos esto puede hasta ser necesario, pero en otros es absurdo. Los alimentos son un buen ejemplo: no hay alimentos buenos y malos en términos absolutos (comer solamente ajo… imaginaos). Pero de vez en cuando, en diferentes medios, nos vienen con listas que incluyen los diez mejores alimentos, los ocho imprescindibles, los cinco peores, los siete irrenunciables, los cuatro que te destrozarán la vida o los tres que harán que se te ponga más dura. Más que una estupidez es una simplificación excesiva, pero bueno, qué se le va a hacer. Ahora bien, es mucho peor cuando se ofrecen argumentos y resultan de una vacuidad palmaria. En el suplemento del diario El mundo de este fin de semana se ofrecía una lista con 10 imprescindibles, y otra con 6 (creo recordar) peligrosísimos. La primera en la frente: en el diario adjunto (el del Domingo), en la sección de ciencia venían dos noticias que tiraban por tierra muchas de las afirmaciones TAJANTES que se hacían en el suplemento del diario: los suplementos de antioxidantes pueden llegar a tener efectos perjudiciales sobre la salud (ya dijimos algo de esto en lamargarita) y el ajo parece no presentar los efectos tan saludables que tanto se habían publicitado. ¡La gallina! Es decir, que en lo publicado el mismo día por el mismo periódico se informa de una cosa y de la contraria.

Continue reading