ANISAKIS REVISITED: ¿HAY ANISAKIS EN EL PESCADO DE PISCIFACTORÍA?

fishIstván Sándorfi

Resulta curioso que tras 8 años de blog (los cumplimos hace unos días), con tantos temas variopintos sobre alimentos, una de las entradas más visitadas sea también de las más antiguas: la referida al riesgo de la presencia de anisakis en el pescado (otra que tiene un “goteo” constante de comentarios es la referida a las diarreas oleosas por consumo de determinados tipos de pescado).

Continue reading

15 DÍAS DE VACACIONES. II.- EL PESCADO

image
Una de las cosas buenas de ir a la costa es poder comer pescado fresco. Con el frío industrial, ya desde hace bastante tiempo, se puede comer pescado razonablemente bueno en casi cualquier geografía. Pero en el pescado la frescura es trascendental. En algunas pescaderías de cerca de la costa todavía exponen los pescados de pequeño tamaño aún en rigor mortis, formando una U debido a la contracción muscular. Esto es símbolo inequívoco de una extraordinaria frescura, porque en el pescado el rigor se instaura muy rápidamente, y se resuelve también en poco tiempo. Como todo esto lo conté hace ya un par de años (¡cómo pasa el tiempo!), hoy me voy a referir a otra diferencia con (algunos de) los pescados que comemos en el interior. Y es que el consumo de pescado procedente de la acuicultura ha aumentado espectacularmente. En el futuro, al ritmo que llevamos de esquilmar los fondos marinos, es posible que sea la única manera de consumir pescado. Ahora mismo supone la forma más barata. Lubinas y doradas se encuentran entre las especies más implantadas. Y la calidad es muy digna. Pero cuando uno prueba la misma especie procedente de pesca extractiva, no hay color. Y yo no soy un gourmet ni un pamplinas. Más bien todo lo contrario, mi postura previa es ir predispuesto a que me gusten lo mismo, a no encontrar la diferencia. ¿Por qué son tan distintos?

Continue reading

Yo ya lo dije….

Y no lo dije porque yo sepa mucho de esto. Hace dos años, en un congreso sobre lípidos al que asistí en Edimburgo, uno de los especialistas más prestigiosos en temas de acidos grasos y salud, explicó que no había datos concluyentes sobre el efecto positivo de los omega-3 (los ácidos grasos del pescado) sobre la salud. No quiere decir eso que no muestren ningún efecto, pero parece que los estudios que hay hasta ahora no aportan evidencias suficientes como para afirmar esa relación de manera irrefutable (gran revuelo). image
Ahora este autor lo ha publicado en el British Medical Journal, y queda recogido en el país. No obstante, en esa misma revista científica pueden encontrarse artículos en los que se opina todo lo contrario…. ¡¡Qué diver!! A veces no es bueno que la información científica salga demasiado pronto y sin digerir a la palestra (creo).
Habrá que avisar a los de los cerdos enriquecidos en omega-3 que no se hagan muchas ilusiones.