¿POR QUÉ SI ESTÁ FRÍO QUITA MÁS LA SED?

refreshmentdegraaf

O más bien, ¿por qué si una bebida está fría (o tomamos un helado cuando tenemos sed) nos da más sensación de bienestar que si está templada? Este es el tema que trata el artículo de revisión publicado en el “Food Quality and Preference”.

El caso es que bebemos para regular la osmolalidad (concentración de solutos) en la sangre. Si la concentración de los distintos solutos en la sangre se hace más elevada, tenemos el impulso irrefrenable de beber para conseguir que baje. ¡Y vaya que se consigue! Pocas sensaciones hay más agradables que calmar la sed. Pero curiosamente resulta mucho más agradable con agua fría. Y eso es lo que documentan en este artículo, donde citan diferentes estudios en los que de hecho se ha comprobado que esto es así (cosa que no hacía mucha falta: todos lo percibimos así): la sed se calma de una manera mucho más efectiva con una bebida fría. Continue reading