ÍNDICES

Siempre me han gustado los números. Y no es solo que me atraigan las matemáticas, no. Es más bien que me da seguridad tener una cifra a la que aferrarme. Ya desde pequeño me interesaba por si tal o cual coche tarda 5,3 o 4.7 segundos en ponerse a 100km/h, y ahora me gusta saber si entreno a 184 o a 179 pulsaciones por minuto, o si en lamarga han entrado 500 o 700 personas en un día. Debe ser por tener algo, una referencia, una sensación de exactitud. En ese mismo orden de cosas, en los aspectos relacionados con la salud y la nutrición, me atraen un montón los cocientes, los rangos, los índices. Y ahora que hay tantos que se utilizan para saber si uno está sano, gordo, delgado, en forma o gilipollas, pues la verdad, disfruto un montón. Ahí van unos cuantos:

(en los nombres de los índices enlazo con calculadores automáticos para obtener los valores de una manera sencilla)

.- Uno de los más típicos y sencillitos es el índice de masa corporal: relaciona la altura con el peso. Si pesas mucho siendo bajito, estás gordo (¡nos ha jodido mayo con las flores!). Se obtiene dividiendo la altura en cm por el cuadrado del peso. Entre 18.5 y 25 la cosa está correcta. Por debajo de 18.5 empieza uno a ser demasiado delgado, y por encima de 25 estás gordito. Con más de 30 se te puede definir como obeso (yo aquí salgo normalito: entre 22 y 23). Pero este índice no funciona con personas con una constitución muy musculosa o huesuda. Por ejemplo, un culturista da valores de obeso.

.- Índice ponderado: es similar al anterior, pero ponderado para poder comparar adecuadamente a personas de diferente estatura. Divide el peso en kg por el cubo de la altura en cm m. Los valores normales oscilan entre 11 y 14 (aquí me mantengo en 12.5).

.- Para evitar ese sesgo en als personas de fuerte constitución, se desarrollaron índices como el cociente entre cintura y cadera. Dividiendo los valores en cm del perímetro de la cintura y de la cadera, se obtiene un cociente, que indica obesidad si es superior a 0.9 para hombres y 0.85 para mujeres (me mantengo en unos dignos 0.83, a pesar de llevar 5 meses sin poder entrenar).

.- Se dice que la medida más precisa del peso ideal (dentro de las que son sencillas) es la que unifica las anteriores: el cociente cintura/altura. Dividiendo la circunferencia de la cintura por la altura, el cociente debe ser inferior a 0.5. Por encima de esto estaremos gorditos. Por encima de 0.6 comienza la obesidad. Por debajo de 0.4 la cosa se pone fea pero de delgadez (aquí me mantengo en unos 0.45 para sacar pecho). Por cierto, que las figuras que salen en la página que enlazo, en las que se esquematizan las personas que ejemplifican cada cociente, son curiosísimas.

.- Todo esto está muy bien, pero ¿cuánto debo comer al día? Para esto hay varios índices. Uno de ellos es el índice metabólico basal. Con el peso, la altura, la edad y una compleja fórmula, se obtienen unos valores aproximados de cuántas calorías se gastan al día sin mover un solo dedo (a mi me sale que, solo por vivir, gasto 1673Kcal al día).

.- Con este otro índice (gasto energético total -clásico-) se incluye alguna información sobre el tipo de actividad realizada: si estás todo el día sentado, si tienes una trabajo estresante… (ahora que estoy lesionado me sale que gasto al día 2846 Kcal al día)

.- Para diferentes tipos de actividad existen fórmulas que calculan cuánto se gasta en función del peso. Por ejemplo, en esta me sale que cuando estaba con la bici dos horas a 19km/h (la verdad es que hacíamos más bien 5 horas a veintitantos) gastaba 879 Kcal (¡a comer!).

.- Todavía más exacta es esta otra (gasto energético total– avanzada), que permite ir sumando los distintos tipos de actividad que uno realiza al día, e incluso le resta el tiempo que uno está dormido (en esta me dicen que gasto, ahora que estoy todo el día impedido, unas 2660 Kcal).

Y con todo esto ¿estoy saludable?:

.- Se pueden calcular las posibilidades que tengo de diñarla (por problemas de salud, no incluye accidentes de tráfico ni alumnos armados con subfusiles de asalto) con el índice de riesgo de mortalidad, que considera el índice de masa corporal, la edad, la tensión, el pulso, si eres fumador… A mi me sale que tengo las mismas posibilidades de morirme que una persona saludable, que son del 2% (y yo me pregunto, ¿el 2% de qué?)

.- Y voy acabando que soy un pesado. El más completo, el sumun, es el índice de salud. Voy a centrarme en el simple, porque el complejo lleva horas de hacerse mediciones. Este índice considera parámetros como el sexo, la edad, el peso, el tipo de alimentación, si se bebe alcohol… (¡ostras, me han pillado!).  Me sale como resultado un dibujito de un señor que está casi completamente verde, y saco una nota de un 92%: saludable. Flojeo en el tema del alcohol (no contaré las intimidades, pero salgo amarillo). Para mi que no tienen en cuenta si lo que se bebe es vino, que de todos es sabido, es muy saludable.

En la página de la que más índices he sacado se ofrecen otros muy curiosos, sobre todo los que tienen que ver con el estado de forma física (los dejo para cuando el médico me deje volver a entrenar). En esta otra, ofrecen algunos rarísimos, como el de riesgo de suicidio entre adolescentes, o el de necesidades proteicas diarias.

La obra es “Lupus et agnus” de Piera Luisolo.

6 thoughts on “ÍNDICES

  1. Hola! La fijación por los números… compartida por muchos 😉
    Creo que hay un pequeño error en el índice ponderado y que la altura habría de ser en m, en lugar de cm.
    Como siempre un placer leerte.
    Saludos,
    Pablo.

    PD: no tiene nada que ver con el post, pero no se me ocurre nadie que pueda contestarme mejor… Estaba pensando en la “gastrovac”, esa olla a presión que se le puede hacer vacío… Una de las virtudes que le atribuyen es que reduce la temperatura de cocinado al bajar la temperatura de ebullición (con la reducción de presión)… lo que no acabo de ver es por qué cocina; para un vacío máximo de 0,8 bar, la temperatura de ebullición del agua sería de unos 60ºC… por lo que entiendo que sería equivalente a cocinarlo sous vide a esa temperatura, es decir, que el hecho de que bulla no cocina, lo que lo hace es la temperatura. Del mismo modo habla de fritura a 90ºC pero, son comparables o equivalentes de algun modo los resultados a una fritura atmosférica pero con menos degradación del alimento? Algo se me debe estar escapando… Gracias.

  2. Gracias por la corrección (ya lo he solventado) y el comentario afreirpimientos (Pablo, creo).

    Yo opinaba lo mismo que tú con respecto a la gastrovac. En lo relativo a las cocciones a baja temperatura, creo que el efecto es bastante similar al que se obtiene en cocinado en bolsa a vacío (aunque hay que recordar que dentro de la bolsa, una vez que ésta ha salido de la envasadora, la presión no está reducida, es igual a la atmosférica, mientras que en la gastrovac todo el proceso es a presión reducida).Sin embargo en las frituras a vacío sí que se consigue reducir la temperatura de fritura, lo que unido a la ausencia de oxígeno, permite obtener productos con un color muy vivo y menores índices de oxidación. A ver si tengo un ratito y (con la ayuda de varios compañeros que trabajan en esto, incluyendo a los que desarrollaron la máquina en cuestión) soy capaz de hacer un post explicándolo.

    Saludos

  3. Gracias Flat.

    ¡Qué chuli! Con tanto colorín, parece que no pasa nada aunque uno se atiborre de grasas saturadas y de sal. Ya en serio, estaría muy bien tener una cosa así para los menús en cada restaurante (y que fuera 100% fiable).

    Saludos

  4. Muy interesante estas relaciones. Pero en la que dices que consumes, si no he leído o entendido mal, 2800 Kcal creo que es una cantidad muy elevada. La UE toma como base una dieta de 2000 Kcal para hacer cálculos de los % de grasas saturadas… Todo esto me parece un poco arbitrario, pero bien son referencias. Hay una definicón de saluds de la OMS en la que incluye la salud mental y la social. En estos momentos creo que muchas personas están enfermas y sabemos quienes los han puesto enfermos: no virus, no bacterias… No diré quién para no emitir juicios emocionales. Un abrazo, y te deseo que la rodilla se reponga a toda pastilla!!!!!!

  5. Siempre es una alegría tenerte por aquí, José Antonio.

    En cuanto a las calorías diarias, sí, se ven unos abanicos en las diferntes recomendaciones que ni los de Locomía. Pero 2000Kcal para un varón adulto de 73 Kg se me antoja un poco demasiado restrictivo.

    Y sobre la salud social mejor no hablamos, que yo soy un fatalista y pesimista empedernido, e igual deprimo a alguno que aún no lo estuviese.

    Saludos

Comments are closed.