EN EL CAMINO PARA LA SOLUCIÓN DE LAS ALERGIAS ALIMENTARIAS

No son uno ni dos. Cada vez existe un mayor número de personas diagnosticadas con una alergia alimentaria: cacahuetes, huevo, pescado, mariscos, soja, nueces… Las consecuencias de estas alergias van desde la gran incomodidad de tener que estar siempre mirando las etiquetas de los envases o preguntando por doquier qué alimentos lleva la ensalada o el pastel, hasta la aparición de síntomas diversos cuando se consumen los alimentos en cuestión, como urticaria, inflamación, síntomas respiratorios, e incluso, muerte por edema de glotis. Como para tomárselo en serio, vamos.

Continue reading

ACABAR CON LAS ALERGIAS ALIMENTARIAS

image
Es uno de los desafíos de futuro de la medicina. En este caso parece posible, con la cooperación entre la terapia inmunitaria y la modificación genética de las plantas. De hecho, saco este tema a colación un poco por eso, para que uno se percate de que los organismos modificados genéticamente no son solamente monstruos que van a acabar con el planeta o que van a permitir que la cuenta de resultados de Monsanto se llene de ceros. El primer ejemplo está siendo el caso de los cacahuetes. Científicos de la Universidad de Duke (no solamente es bueno su equipo de baloncesto) han puesto de manifiesto que la alteración del genoma del cacahuete aparece como una de las posibilidades viables para acabar con al alergia a tan deliciosos fruto seco, que causa reacciones alérgicas a más de 3 millones de personas en USA (vete tú a saber cuántos más en el mundo) y unos 150 muertos al año en ese país. Y está publicado en “The Lancet“, que en medicina es de lo más prestigioso que se despacha.
El cuadro es “Water-meadows near Salisbury”, de John Contable.